El triángulo

Esa capacidad extraordinaria para relacionarse con mujeres que viven bajo la sombra de su ex.

Un momento de la cita bastará para que se deslice el nombre o el pronombre del fantasma. Esa liberación desatará cada recuerdo que latía clamando luz desde el interior de la caja de Pandora. ¡Y el cuarteado rostro de la confesión! Ese rostro parece materializar cuán presente está el pasado de la fulana. ¿Cuál será el momento adecuado para involucrase? Una amiga curtida en errores me dijo que “después del proceso de duelo”. Incierto. Invadir territorio indio siempre será incierto. Lo único cierto es que se podrá caminar sobre él con las manos limpias después de haber soportado la más extrema de las soledades; pero no una soledad llena de muertos y heridos, sino aquella sugerida alguna vez por Juan Ojeda: una impecable soledad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s